Llegando hace un tiempo, un tanto difuso, los emojis llegaron para quedarse. Con la declaración como palabra del año en 2015, algunas fuentes refieren su primera aparición por los años 80, aunque otros estiman su origen el 17 de julio de 1995 con el sencillo corazón, por lo que quedó establecido como la celebración del “Día Mundial del Emoji”.

Aparentemente su estreno fue en 2002 bajo el sistema operativo iOS a través de un icono de calendario y su imagen representativa es la carita con lágrimas que saltan de las risas.

Emojis en la actualidad.

Tal vez a veces te parezcan absurdos, inapropiados o hasta una pequeña plaga, pero seguramente, en algún momento te han sacado una sonrisa y hasta de un apuro.

Cada vez más personas y organizaciones se identifican con alguno de sus símbolos. Por ejemplo, en la celebración del emoji, Apple ha sustituido las fotos de su personal directivo por emojis. Además, un modelo de teléfonos de esta marca permitirá crear emojis animados personalizados.

Por su parte, la empresa Seat transformó en su página web todos sus autos como emojis.

Todo esto te da una muestra del significado que tienen y que siguen ganando cada día más, posicionándose como un “nuevo idioma” universal, intrínseco al público millenial.